Las 10 verduras con menos calorías: contienen fibra, son saciantes, hidratantes y nutritivas

Estos alimentos ofrecen propiedades esenciales para la salud. El paso a paso de las recetas para aprovecharlas.

Salud 15 de junio de 2024
VERDURAS (2)

La inclusión de verduras en nuestra alimentación diaria es un pilar fundamental para el mantenimiento de una vida saludable. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de al menos 400 gramos de frutas y hortalizas cada día es esencial para la prevención de enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes tipo 2 y la obesidad.

Esos alimentos, ricos en nutrientes esenciales, fibra y antioxidantes, ofrecen una amplia gama de beneficios que promueven el buen funcionamiento del organismo y contribuyen significativamente a mejorar nuestra calidad de vida.

Además, la OMS enfatiza en la variedad y la importancia de incorporar una amplia gama de verduras en nuestra dieta para asegurar un aporte completo de los nutrientes necesarios para el cuerpo. Este enfoque no solo enriquece nuestra nutrición sino que también potencia nuestro sistema inmunológico, lo que apoya la prevención de enfermedades de manera eficaz. Dado este contexto, es evidente que el consumo regular de verduras es más que un hábito saludable, es una inversión en nuestro bienestar a largo plazo.

1. Berenjena

La berenjena es un vegetal bajo en calorías, que tiene aproximadamente 25 calorías por cada 100 gramos. Es altamente valorada en la cocina por su textura y capacidad para absorber sabores. Además, es una buena fuente de fibra, vitaminas B1 y B6, y potasio. Su bajo contenido calórico junto con su riqueza nutricional la convierte en una excelente opción para incorporar en dietas saludables y para quienes buscan mantener un equilibrio alimenticio.

Una receta deliciosa y sencilla con berenjena es el “Baba Ganoush”, un dip de Medio Oriente que resalta el sabor único de el vegetal.

2 berenjenas grandes

2 dientes de ajo machacados

2 cucharadas de tahini (pasta de sésamo)

el jugo de 1 limón

2 cucharadas de aceite de oliva y sal al gusto.

Paso a paso

+ Se comienza asando las berenjenas enteras en el horno a 200°C hasta que la piel esté arrugada y el interior tierno, aproximadamente 25-30 minutos.

+ Se deja enfriar, pela y coloca la pulpa en un colador para drenar el exceso de líquido.

+ Luego, en un procesador de alimentos, se mezcla la pulpa de la berenjena con el ajo, tahini, jugo de limón y sal hasta obtener una pasta suave.

+ Se sirve el baba ganoush en un bol con aceite de oliva y espolvoreando con pimentón o paprika.

Este dip es perfecto para servir con pan de pita, crudités de verduras o como acompañamiento de platos principales porque ofrece un sabor cremoso y ahumado único.

2. Calabacín o zapallito largo

El calabacín o zapallito largo es un vegetal con un contenido calórico muy bajo, que contiene solo 17 calorías por cada 100 gramos. Eso lo convierte en una excelente opción para personas que buscan mantener una dieta equilibrada sin renunciar al sabor.

Una receta fresca y saludable para disfrutar del calabacín es el “Carpaccio de calabacín”.

Ingredientes

2 calabacines medianos

el jugo de 1 limón

2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

queso parmesano en láminas

sal, pimienta negra recién molida

algunas hojas de albahaca fresca para decorar.

Paso a paso

+ Se comienza con el lavado los calabacines y cortándolos en láminas muy finas, preferiblemente con una mandolina para asegurar un grosor uniforme.

+ Se ponen las láminas de calabacín en un plato llano.

+ En un bol pequeño, se mezcla el aceite de oliva con el zumo de limón, sal y pimienta al gusto, esta será la vinagreta.

+ Se vierte la vinagreta uniformemente sobre el calabacín, para asegurar que todas las láminas estén cubiertas.

+ Finalmente, se decora el carpaccio con láminas de queso parmesano y hojas de albahaca fresca.

+ Se deja reposar el carpaccio unos minutos antes de servir para que el calabacín absorba los sabores de la vinagreta.

Esta receta es ideal como entrante ligero o como acompañamiento para platos de carne o pescado, aportando un toque gourmet y refrescante al menú.

3. Pepino

El pepino se destaca como un alimento de muy bajo contenido calórico, que tiene aproximadamente solo 15 calorías por cada 100 gramos. Su alto contenido de agua, que supera el 95% de su composición, y su bajo aporte de carbohidratos lo convierten en una opción ideal para aquellos que buscan mantener una dieta equilibrada, hidratarse y cuidar su ingesta calórica. Su versatilidad lo hace perfecto para ser incorporado en diversas preparaciones, lo que contribuye a una alimentación saludable y refrescante.

La ensalada de pepino con yogur y menta es una opción fresca y sencilla, ideal como entrante o acompañante.

Ingredientes

pepinos cortados en rodajas finas

yogur natural

ajo picado

aceite de oliva

vinagre de vino blanco

sal, pimienta y menta fresca.

Paso a paso

+ Se mezcla el yogur, ajo, aceite, vinagre, sal y pimienta, y luego incorpora las rodajas de pepino.

+ Se refrigera la mezcla para intensificar los sabores y, antes de servir, se añade menta fresca picada para un toque extra de frescura.

Esta ensalada combina el cremoso yogur con la textura crujiente del pepino, para crear un platillo ligero y refrescante perfecto para cualquier ocasión.

4. Espárragos

Los espárragos son un vegetal notablemente bajo en calorías, que aporta aproximadamente 20 calorías por cada 100 gramos. Este vegetal se distingue no solo por su elegante sabor y versatilidad culinaria, sino también por su riqueza en nutrientes, incluyendo fibra, vitaminas A, C, E y K, así como folato y hierro. Su bajo contenido calórico y su alta densidad nutritiva los hacen ideales para dietas balanceadas y para quienes buscan alimentos que contribuyan a una buena salud.

Una excelente manera de disfrutar de los espárragos es preparando espárragos al horno con queso parmesano.

Ingredientes

un manojo de espárragos frescos

aceite de oliva, sal, pimienta negra molida

ajo en polvo

queso parmesano rallado.

Paso a paso

+ Se comienza precalentando el horno a 200°C.

+ Se lavan los espárragos y corta los extremos leñosos.

+ Se colocan los espárragos en una bandeja para hornear y se los rocía con aceite de oliva, se puede espolvorear sal, pimienta y ajo en polvo al gusto.

+ Se mezcla bien para que todos los espárragos queden bien cubiertos. Se los hornea durante 10-15 minutos o hasta que estén tiernos.

+ Justo antes de terminar la cocción, se esparce generosamente queso parmesano rallado sobre los espárragos y se lo vuelve a hornear hasta que el queso se derrita y se dore ligeramente.

Este plato resalta el sabor natural de los espárragos con el toque delicioso y crujiente del queso parmesano, siendo una opción perfecta para un acompañamiento sencillo pero sofisticado.

5. Rabanitos

El rábano es un vegetal bajo en calorías, que aporta aproximadamente 16 calorías por cada 100 gramos. Su bajo aporte energético, junto con su característico sabor picante, lo hacen un favorito para ensaladas y guarniciones.

Una receta innovadora que incluye rábanos es la ensalada de rábanos con naranja y nueces.

Paso a paso

+ Se deben cortar en rodajas finas unos cuantos rábanos y pelar y segmentar dos naranjas, mezclándolos en un bol.

+ Se añade un puñado de nueces tostadas para añadir un toque crujiente.

+ Para el aliño, se puede utilizar una vinagreta hecha con aceite de oliva, vinagre balsámico, sal y un toque de miel, amalgamando todos los ingredientes de manera equilibrada.

Esta ensalada destaca por su combinación de sabores y texturas, además de ser una opción refrescante y saludable.

6. Lechuga Iceberg

La lechuga iceberg es una hortaliza de muy bajo contenido calórico, que proporciona solamente alrededor de 14 calorías por cada 100 gramos. Ese tipo de lechuga se caracteriza por su textura crujiente y su alto contenido de agua, lo que la hace especialmente refrescante. Su ligero aporte calórico, junto con el hecho de que es una buena fuente de fibra, vitamina A y vitamina K, la hace una opción popular en dietas enfocadas en la pérdida de peso o el mantenimiento de un estilo de vida saludable.

Una receta sencilla y nutritiva para incorporar la lechuga iceberg en tu dieta es la ensalada César con pollo a la parrilla.

Ingredientes

Hojas de lechuga iceberg cortadas

Pechuga de pollo a la parrilla en rebanadas

Crutones

Queso parmesano rallado

Aderezo César.

Paso a paso

+ En un bol grande, se combina la lechuga iceberg con los crutones y el queso parmesano

+Luego se añade el pollo a la parrilla en la parte superior.

+ Se rocía el aderezo César al gusto y se mezcla suavemente para que todos los ingredientes se integren bien.

Esta ensalada ofrece una combinación perfecta de texturas crujientes y sabores ricos, lo que hace de ella un plato principal o acompañamiento ideal para cualquier comida. La lechuga iceberg, con su frescura y textura, aporta la base perfecta para esta clásica y deliciosa ensalada.

7. Apio

El apio es un vegetal con un bajo contenido calórico, que proporciona apenas 16 calorías por cada 100 gramos de producto. Esta característica lo convierte en un ingrediente popular para dietas de pérdida de peso y menús saludables.

Una forma deliciosa de incorporar el apio en la alimentación diaria es a través de una sopa de apio y manzana.

Paso a paso

+ Cortar en trozos un manojo de apio y dos manzanas verdes

+ Sofreírlos ligeramente en una cacerola con aceite de oliva

+ Agregar caldo de verduras y dejar cocer hasta que los ingredientes estén tiernos.

+ Finalmente, se licúa hasta obtener una consistencia cremosa.

Esta sopa combina los beneficios nutricionales del apio con el dulzor natural de la manzana, lo que resulta en un plato reconfortante y saludable.

8. Pimiento

El pimiento es un vegetal que se destaca por su bajo aporte calórico, contiene solo 20 calorías cada 100 gramos. Su riqueza en vitaminas y antioxidantes, sumado a su versatilidad culinaria, lo hace ideal para incorporar en una dieta balanceada.

Una receta destacada que utiliza pimientos es la de pimientos rellenos de quinoa y verduras.

Paso a paso

+ Se debe cocinar la quinoa según las instrucciones del paquete y reservar.

+ Paralelamente, se cortan en cubos pequeños otras verduras de preferencia, como cebolla, zanahoria y calabacín, y se sofríen ligeramente.

+ Mezclar la quinoa cocida con las verduras sofreídas, añadir hierbas frescas picadas y un poco de queso rallado para darle consistencia y sabor.

+ Cortar los pimientos por la mitad y retirar las semillas, rellenarlos con la mezcla de quinoa y verduras

+ Hornear a 180°C durante unos 20 minutos o hasta que los pimientos estén tiernos.

Este plato combina el sabor dulce de los pimientos con el toque nutritivo de la quinoa y la frescura de las verduras, lo que resulta en una comida completa y satisfactoria.

9. Espinaca

La espinaca es una verdura de hoja verde con un muy bajo contenido calórico, aporta aproximadamente 23 calorías por cada 100 gramos. Su alta concentración de vitaminas, minerales y fibra la convierte en un componente esencial de una dieta saludable.

Una receta sencilla y nutritiva para disfrutar de las espinacas es el salteado de espinacas con ajo y garbanzos.

Paso a paso

+ Para elaborarla, primero se deben cocer los garbanzos previamente remojados o utilizar garbanzos en conserva para mayor conveniencia.

+ En una sartén amplia, calentar un poco de aceite de oliva y agregar ajo picado al gusto, cocinándolo hasta que esté dorado.

+ Añadir las espinacas lavadas y escurridas, cocinando hasta que se reduzcan y suelten su agua.

+ Incorporar los garbanzos, sal y pimienta al gusto, y cocinar todo junto durante unos minutos hasta que los sabores se integren.

Este plato se destaca por su rápida preparación y su combinación de sabores y texturas, porque ofrece un alto valor nutricional y un satisfactorio aporte de proteínas gracias a los garbanzos.

10. Brocoli

El brócoli es un vegetal muy bajo en calorías, proporciona solamente alrededor de 34 calorías por cada 100 gramos. Reconocido por su alto contenido de vitaminas C y K, fibra y compuestos antioxidantes, el brócoli no solo es un alimento nutritivo sino también un gran aliado en la prevención de enfermedades. Su versatilidad en la cocina permite que sea incorporado en una diversidad de platos, haciéndolo un vegetal preferido para dietas saludables y equilibradas.

Una receta simple y nutritiva que destaca las cualidades del brócoli es el brócoli al vapor con ajo y limón.

Ingredientes

brócoli cortado en floretes

dientes de ajo finamente picados

jugo de limón fresco

aceite de oliva virgen extra

sal y pimienta al gusto.

Paso a paso

+ Se comienza por cocer al vapor los floretes de brócoli hasta que estén tiernos pero aún crujientes, lo que debería tomar alrededor de 5 minutos.

+ Mientras tanto, en una sartén pequeña, calienta el aceite de oliva y saltea el ajo picado hasta que esté fragante pero no dorado.

+ Se retira el brócoli del vapor y mézclalo en un bol grande con el ajo salteado y el aceite de oliva, añade jugo de limón fresco al gusto y sazona con sal y pimienta.

Este platillo resalta el sabor fresco del brócoli, complementa con el toque cítrico del limón y el aroma del ajo, y ofrece una guarnición deliciosa, ligera y muy saludable que puede acompañar una variedad de platos principales. INFOBAE
 

Te puede interesar
Lo más visto
10-07-2024-empresas

Radicación de empresas en el Área Industrial

Locales 10 de julio de 2024

Según lo actuado con motivo de la Licitación Pública de Ofertas Nº 001/24 y mediante Decreto Nº 011/24 fueron adjudicados los primeros lotes del “Área Industrial Oficial de Desarrollo de San Carlos Centro”.