La Comuna de Gessler incentiva a los vecinos a realizar Compost

Zonales 20 de mayo de 2020
"Lo que podría ser basura orgánica de casa, se convierte en abono, en tierra fértil para tus plantas. Es una actividad muy importante y beneficiosa para el medioambiente, y se puede realizar en familia", resaltaron desde la Comuna de Gessler.
20052020-gessler

¿Qué es el Compost?

El compost es un abono natural creado a partir de la acción de bacterias, hongos y gusanos sobre los residuos orgánicos o biológicos de tu hogar (restos de comida, plantas secas, etc). Tiene una triple función: servir como abono para mejorar las propiedades del terreno de nuestro jardín, sirve de alimento para las plantas y, a la vez, reciclamos los residuos de la casa usándolos para el compost. 

El beneficio del compost está científicamente probado y, a diferencia de la simple fertilización mineral, el compost ayuda a conservar y mejorar la fertilidad de la tierra y también es una solución estratégica ambiental para contrarrestar la problemática de la disposición de los residuos sólidos orgánicos domésticos que se plantea en las grandes concentraciones urbanas.

 

¿Cómo se hace?

1. Necesitaremos un COMPOSTADOR donde hacer crecer nuestro compost casero, un recipiente o espacio adecuado en el que ir añadiendo la materia prima que.

Lo primero que debemos hacer es hacer unos agujeritos en la base (en caso de hacerlo en un recipiente) e ir colocando una primera capa de TIERRA, y una segunda capa de MATERIALES SECOS (aserrín, paja, algunas ramas de restos de poda). Estas primeras capas secas evitarán que el fondo de nuestro compostador casero pueda pudrirse.

2. El segundo paso consistirá en añadir los DESECHOS ORGÁNICOS. Para ello, habremos guardado aquella basura de la que no nos vamos a deshacer, nos pondremos unos guantes para manipular estos desechos orgánicos, y empezaremos a fabricar el compost casero para nuestra huerta casera o urbana.

Iremos INTERCALANDO productos húmedos o verdes, con productos secos. De esta manera, y haciéndolo por CAPAS, el compost no olerá a podrido y tendremos ese equilibrio que necesita un compost para ser el abono perfecto de plantas, frutas y verduras.

3. El siguiente paso es REGAR el compost casero que hemos fabricado porque este abono orgánico necesita de cierto grado de HUMEDAD para que se vaya formando este fertilizante que enriquecerá nuestros cultivos y plantas. Además, también necesitaremos AIREARLO. Por tanto, es necesario regarlo de vez en cuando, teniendo cuidado de no encharcar el contenedor, procurando que la humedad penetre en las diferentes capas que hemos ido añadiendo en nuestro compostador casero.

 

Trucos y consejos 

Para que nuestro compost casero tenga una buena calidad, en el primer llenado de nuestra primera capa, es decir, en el fondo, deberemos haber introducido material de tipo leñoso, que puede componerse de ramas secas y gruesas de restos de poda, piñas secas, etc., para facilitar la circulación del aire, ya que la ventilación es esencial para la formación del compost.

 

 

Te puede interesar