'The Happy song', la canción que hace felices a los bebés

Salud 23 de agosto de 2018
Se trata de la primera melodía diseñada científicamente para fomentar la felicidad y la risa en bebés de 6 a 24 meses
22082018-happysoon

La música tiene esa maravillosa capacidad de calmar los nervios, y no sólo de las fieras, o al menos no de las que refiere el dicho. Quizás con eso en mente, en Inglaterra un grupo de científicos de la Universidad de Londres se propuso encontrar la música ideal para calmar a los bebés, pero al no dar con ella, decidieron crearla. Y, después de muchas pruebas, declararon que compusieron la “mejor canción de cuna del mundo”, llamada: “The Happy Song”.

Se trata de la primera canción de cuna diseñada científicamente para fomentar la felicidad y la risa en bebés de 6 a 24 meses, y fue testeada en 56 bebés, controlando sus reacciones para ver si funcionaba.



Los autores del trabajo, los psicólogos Caspar Addyman y Lauren Stewart, contaron con la colaboración de 2.300 padres, muchas pruebas de laboratorios y la participación de la cantante Imogen Heap (ganadora de un premio Grammy en 2010 por el álbum Ellipse).

Cada uno aportó su grano de arena

A los 2.300 padres y madres de familia de todo el Reino Unido se les pidió que nombraran los ruidos que hacen que sus pequeños se alegren para poder ser agregados a “The Happy Song”.

Tomando los sonidos enviados por las mamás y los papás del Reino Unido, luego de trabajar con la investigación previa y las hipótesis del profesor Stewart y el Dr. Addyman, el cantante y compositor Imogen Heap comenzó el proceso mediante la producción de cuatro pistas cortas explorando ritmos diferentes, acordes y patrones, pistas de rendimiento y dispositivos musicales.

También conocían, como consecuencia de estudios previos, que el compás de 4 por 4 es el más animado y fácil de bailar, que la canción debía interpretarla una voz femenina “enérgica” (reminiscencia de la madre) y que debía estar compuesta por una “melodía simple y repetitiva. Además, se sienten atraídos por los ritmos más rápidos”, explica el psicólogo Caspar Addyman, director del proyecto.

Con todos estos ingredientes, Imogen Heap, que contaba con la ventaja de que podía probar los efectos con su bebé de 18 meses, creó una “especie de cuento” de dos minutos de duración. “Una música divertida en que hace sonreír a cualquier persona, grande o pequeña”, garantizan.

“Rara vez los estudios se han centrado en los sonidos hacen felices a los bebés. Nuestro inusual equipo de padres, bebés, científicos y la talentosa cantante aportó elementos únicos al proyecto para lograr una inteligente mezcla de sonidos atractivos, motivos musicales y letras interactivas que dan a los pequeños y a sus familias una refrescante alternativa moderna a las canciones infantiles”, cierra el doctor Addyman.

FUENTE: LT10 / AGENCIAS

Te puede interesar