La tradición cervecera vuelve a resurgir en San Carlos Sud

Locales 08 de julio de 2018
Con más de 140 años de tradición cervecera, la localidad del departamento Las Colonias pasó más de 10 años sin producción por el cierre de la antigua cervecería. Hoy con el impulso de jóvenes locales -que apuestan por un producto artesanal- el pueblo vuelve a sentir ese aroma que había perdido en la última década.
08072018-cerveza

Hace más de 140 años nació en San Carlos Sud una tradición que con el correr de las décadas permitió ubicar a esta localidad del departamento Las Colonias como un polo cervecero a escala provincial y nacional. Pero en los últimos años la debacle de la cervecería local y su posterior cierre, terminó por dejar casi en el olvido aquellos tiempos de oro.

Hoy con el impulso de jóvenes empresarios San Carlos Sud vuelve a resurgir y revive su tradición cervecera pero desde lo artesanal; que se suma a una importante oferta gastronómica típica que impulsa al pueblo a rememorar su época de gloria.

“Para la gente de la región pensar en cerveza es pensar en San Carlos Sud. Que existan varios emprendimientos de cerveza artesanal es una vuelta a nuestras raíces. Volver al recuerdo, a los antiguos olores y sabores. Es volver a eso. Pensar en esa unión entre la gastronomía y la producción cervecera, llevando a la localidad como un polo cervecero a nivel provincial y nacional”, manifestó el presidente comunal Santiago Walker.

08072018-cerveza2

El Jefe Comunal señaló que a través de estas iniciativas San Carlos Sud se convierte en una referencia en cerveza artesanal y buena gastronomía en la región.

“La cuestión gastronómica es un plus que permite reconocer a la localidad como un punto de encuentro para la familia y los jóvenes. Este resurgir a través de la producción de cerveza artesanal, nos lleva a recordar una época en San Carlos Sud. Hoy tenemos esa posibilidad a través de los jóvenes que tienen propuestas y desafíos muy importantes. La cerveza artesanal es un punto a favor que tiene el pueblo”.

Walker agregó que hoy en el interior de la provincia es un caso único. “Se conjugan muchas cosas aquí: los parques, la cultura y la tradición cervecera. Recordar al padre cuando salía en bicicleta al trabajo, escuchar a las 7 de la mañana la sirena marcando el cambio de horario, que era para los más chicos la hora de ir a la escuela. Eso tiene que ver con el recuerdo y una cultura nuestra del trabajo y esfuerzo. Además de las tradicionales celebraciones que año a año se hacen en el pueblo. Esto lo realza y valoriza”.

 Por otra parte el titular del Ejecutivo local hizo hincapié en lo que la industria cervecera había generado en el pueblo. “Los empleados de la cervecería durante los años de gloria habían creado un club, que hoy está totalmente en decadencia. Hoy la institución no tiene actividades, se fueron cayendo las comisiones. Mi papá fue el presidente del Club Cervecería, que fue fundando por los empleados de la empresa, la cervecería multiplicó no sólo fuentes de trabajo sino que se crearon instituciones, y cuando cerró todo eso fue cayendo”.

Walker recordó que en su época dorada la cervecería tenía unos 400 empleados y “cuando cerró quedó el tendal. Nos afectó muchísimo como pueblo el cierre de la empresa. Costó revertir eso, pero en los últimos años fue cambiando y hoy con el impulso de la nueva generación volvemos a ser un punto de referencia a nivel cervecero”.

Rubén Donnet, historiador de la localidad, manifestó que siempre se tuvo como fundador de la Cervecería San Carlos a Franz Neumeyer en 1884. “Investigaciones que fui haciendo durante los últimos 30 años, me permitieron acceder a documentos que prueban que en realidad, fue fundada entre los años 1868 y 1869 por un inmigrante del Cantón suizo de Valais, oriundo de la comuna de Martigny. Joseph Gay de profesión licorista -nació en 1823- emigró en el año 1867 junto a su familia a la Colonia San Carlos”.

Donnet recordó que hoy se conserva una copia de etiqueta de cerveza casi ilegible que junto al escudo suizo, indica José GayCerveza San Carlos. “Este hallazgo la convierte en la más antigua de la provincia y segunda o tercera del país, detrás de Bieckert, fundada en 1855 y Kleinmann en 1869.

En el libro Memoria presentada al Exmo. Gobierno de la Provincia de Santa Fé por el Sr. Inspector de Colonias, D. Guillermo Coelho en el año 1875, cuando menciona la Colonia Oroño, indica: “El Sr. Gue, antiguo colono de San Cárlos y que ahora está establecido en esta Colonia tiene el proyecto de poner una fábrica de cerveza, así cómo también hacer plantíos de tabaco en grande escala, para lo cual ha escogido terrenos adecua dos y que deben darle grandes resultados. No es otro que Joseph Gay, quien en francés se pronuncia Gue. Aún no se hallaron datos de que sucedió con la cervecería entre 1868/9 y 1873 y entre 1873 y 1884”.

El historiador precisó que en el año 1884 la cervecería paso a manos de Franz Neumeyer. “Probablemente la foto más antigua que se conserva es la que fue tomada por el fotógrafo Ernesto Helmuth Schile, entre los años 1888/1892. En el libro de Alexis Peyret Une Viste Aux Colonies de la Republique Argentine, de 1889, indica que la cervecería era capaz de producir entre 3mil y 5 mil hectolitos de cerveza por año. La fábrica contaba con una vasta red de captación de agua de lluvia que se utilizaba en la producción de cerveza, aunque ya en la década de 1930 se producía con agua del río Paraná”.

Además añadió que para la década de 1960 llegó a producir unos 10.000.000 de litros anuales. “Durante el siglo 20 y 21 cambió innumerables veces de propietarios, siendo algunos de ellos Enrique Meyer, Grupo Bieckert, Mattinson ( ingles) quien durante el gobierno de Perón la manejó un tiempo desde Uruguay, Jacques Jael, un grupo empresario chileno y varios grupos empresarios de capital nacional, regional y local”, resumió Donnet.

Emprendimientos

A pocas cuadras de la tradicional plaza 27 de Septiembre, donde todos los años se celebra la Fiesta de la Cerveza, los hermanos Facundo y Marco Bertossi montaron el primer bar de cerveza artesanal de la región Clora. “Es un emprendimiento gastronómico que abarca a toda la familia. Surgió hace unos pocos meses y lo que ofrecemos es cerveza artesanal exclusivamente, con 10 estilos diferentes”, aseguró Facundo.

En tanto Marco señaló que hoy la cerveza llega desde las provincias de Mendoza, Rosario y Córdoba. “La idea a futuro es comenzar con la elaboración de cerveza artesanal. Es algo que está latente, pero hoy nos enfocamos puramente en el bar. Lo estamos analizando de a poco y sería un sueño cerrar ese círculo con la elaboración de la cerveza”.

En gastronomía el emprendimiento de los hermanos Bertossi es puramente casero, que se suman a platos típicos de invierno. “En la zona somos los únicos que trabajamos en cerveza artesanal. La idea es sumar producción local, es un plus tener la cerveza artesanal producida en San Carlos Sud”.

Facundo apuntó que vieron en el mercado la necesidad de incorporar cerveza artesanal, dejando de lado la tradicionalmente comercial. “Arrancó como una moda y ahora ya es una cultura no sólo en las grandes ciudades y sino también en los pueblos. Hay muchos llamados de otras cervecerías artesanales de Santa Fe y Santo Tomé, pero con exclusividad. Nosotros apostamos por la variedad de estilos y gustos. Igualmente siempre pensamos en sumar otras alternativas. La idea es impulsar las cervecerías regionales”.

Por último Marco indicó que el paladar santafesino pasa de una cerveza súper suave a una extremadamente amarga. “No hay intermedios. Igual nosotros buscamos que haya varios estilos. En invierno tradicionalmente es cerveza negra, pero igualmente vamos anexando otros estilos”.

08072018-cerveza3

 En el Hotel Suizo

Recientemente Fernando Weinberger puso en marcha un emprendimiento que une dos tradiciones: la historia de maestros cerveceros de su familia y la típica gastronomía germana que llegó con los inmigrantes en los inicios de la Colonia San Carlos.

“La idea de montar un bar y ofrecer nuestra cerveza artesanal surge por tradición. Mi abuelo -alemán de nacimiento- viene con su oficio después de la Primera Guerra Mundial. Llega a Argentina, y se encuentra con Alfredo Biecker donde empieza a trabajar y desde allí se traslada a Tucumán y luego recala en la cervecería Schneider y años más tarde termina aquí en San Carlos Sud, donde se establece como maestro cervecero”.

 Weinberger recordó que sus tíos Rodolfo y Alfredo se van a Alemania a continuar con la tradición familiar. “Actualmente Carlos Weinberger, es maestro cervecero diplomado en Alemania. Hoy somos cuatro maestros cerveceros en la familia, es muy gratificante y casi único. La cerveza lleva el nombre de mi abuelo, que se elaboran con las recetas originales que trajo desde Europa cuando llegó al país. Es un homenaje a él quien fue el eslabón inicial de esta tradición familiar”.

Weinberger manifestó que actualmente la empresa está produciendo entre 600 y 900 litros mensuales. “El último mes donde funcionaba el antiguo Hotel Suizo, arrancamos con un nuevo emprendimiento que es el bar cervecero y artesanal. Allí además de la cerveza artesanal ofrecemos con comidas típicas alemanas y otras especialidades”.

Por último el maestro cervecero destacó que “es un orgullo volver a las raíces de mi familia al elaborar la cerveza y en una localidad como San Carlos Sud tan típica y con una inmensa historia. Buscamos poner en valor, restablecer lo que siempre fue: una cuna de maestros cerveceros. Es lo que llevamos en la sangre”. Fuente: El Cronista de Las Colonias

Te puede interesar