La "superluna azul" y los significados astrológicos de los dos primeros eclipses del año

Nacionales 29 de enero de 2018
El 31 de enero y el 15 de febrero habrá dos eclipses (de luna y sol). Hacemos un repaso de cómo nos afectan qué podemos vivir estos días que puede ser significativo.
29012018-luna

El 31 de enero y el 15 de febrero habrá dos eclipses (de luna y sol). Hacemos un repaso de cómo nos afectan qué podemos vivir estos días que puede ser significativo.

Los eclipses, fenómenos astronómicos que concentran la atención de los terrícolas durante algunas horas, son como un mundial del cielo: transmisión directa, todos mirando lo mismo. En los últimos años se abre otra arista en torno a ellos, sus significados astrológicos, ¿son un salto para el alma? ¿Qué nos pasa en esos días?

Según la antigua ciencia astrológica, desactivar viejas programaciones emocionales y de la personalidad es el quid de estos tiempos, enriquecedores y a la vez de montaña rusa. Aclaración: esta serie de eclipses reeditan los últimos de agosto de 2017, como una vuelta de tuerca de aquel momento. ¿Recordamos algo que nos haya sucedido?

 Eclipse total de luna (llena): 31 de enero de 2018, también llamado "superluna azul"

Se llama blue moon o "luna azul", a la segunda luna llena del mes. La primera ocurrió el 1 de enero en el signo de Cáncer y la segunda, el 31. ¿Qué tiene de especial esta lunación? El efecto visual es que se verá una "superluna", al estar cerca del perigeo, se sitúa en su punto más cercano a la Tierra. ¡Prepárense, amantes de la fotografía astronómica!

Eclipses durante 2018.

Será visible desde Asia, Oceanía, parte de América del Norte. La hora desde Buenos Aires para el “máximo del eclipse” será las 10:29 hs, que coincide con el grado astrológico: 11° (número maestro) del eje Leo – Acuario.

En esta fase de la luna llena, las órbitas del astro rey y el satélite terrestre se encuentran en su trayectoria estelar, se oponen, para que la luna se oculte en parte. ¿Qué simboliza la función lunar para la astrología? Las emociones, los sentimientos, el cerebro primitivo, las reacciones desde el miedo, el pasado, lo materno, la memoria y la historia personal.

窶起uestro mundo interno puede verse movilizado: lloramos, nos sensibilizamos, todo nos afecta más, estamos en estado de alerta. Como la luna se encontrará en el signo de Leo, los mecanismos más narcisistas, de autoestima y sello personal se pondrán en jaque, serán “escaneados” por el eclipse.

El sol –desde Acuario- estará queriendo renovar información emocional, actualizar mecanismo heredados, que podemos haber aprendido, repetido, pero que no son profundamente nuestros. ¿Qué queremos soltar de las emociones? La dependencia, los enojos, la reactividad, la sensación de soledad, los celos, las envidias, las inseguridades, los caprichos. La lista es infinita. A dejarlo ir sin apegos, ¡es el momento!

Los vínculos (amigos, redes de cooperación, grupos de pertenencia) actuarán como un reflejo del mundo interno, por lo cual, quizá sea momento de poner en orden y hacer limpiezas si no nos sentimos cómodos en algunos lugares. Alimentar el espíritu con nueva información –mediante el arte y las búsquedas personales- es una de las claves. Con Júpiter desde Escorpio haciendo un sextil a Plutón, será importante que nos animemos a ver cuestiones guardadas y ocultas. Ahí reside la aventura.

Desde lo físico, el exceso de manifestación inconsciente puede provocar algún síntoma psicosomático, ansiedad, falta de sueño y reactividad desmedida. También puede traer un dolor o síntoma viejo para que entendamos de qué se trata más profundamente.

Como este eclipse se da junto a los Nodos, se recomienda estar en contacto con las necesidades más profundas, arriesgar a conocer zonas de nuestra emocionalidad que permanecían escondidas y reorientar aspectos viejos que ya no nos sirven para dar más fuerza a los nuevos comienzos: comprendo el por qué, la raíz, de algo que me molestaba, mi ansiedad, por dar un ejemplo.

Afectará más intensamente a los que cumplen tres días antes o tres después, también entre el 28 de julio y el 3 de agosto. Entre el 28 de abril y el 3 de mayo y entre el 28 de octubre y el 3 de noviembre.

Eclipse parcial de sol: 15 de febrero

Será visible en Antártida y América del Sur. La hora para Buenos Aires del máximo del eclipse es las 17:51hs, que coincide con el grado astrológico 27° del eje Acuario – Leo.

Si bien el Sol no se ocultará del todo, solo casi la mitad (diferente fue el último eclipse, que fue total), será significativo para los signos de Acuario, Leo, Tauro y Escorpio. La luna se interpondrá entre el sol y la tierra. Se dice que este momento funciona como un “stop” de la consciencia, un parate en la identidad que sirve como reseteo que limpia, vacía de contenido y agrega otro. Por eso, tal vez sintamos que no podemos controlar nada: ¡menos con un eclipse en Acuario!

Los imprevistos, las situaciones creativas, los cambios repentinos, vienen a darnos la oportunidad de responder distinto a como lo venimos haciendo. Esa nueva chance para sacar una faceta diferente, un personaje, de jugar a ser otro, es una apuesta del Universo para vivir más originalmente.

Unos podrán buscar una manera más creativa de relacionarse en pareja -más libremente- o a su modo, otros pensarán en estudio nuevo y desorganización en su rutina. “Desconocernos” frente a situaciones es muy “eclipse de sol”, reinventarnos, también. Tal vez algo de lo que comencemos ahora tenga su verdadera manifestación en agosto y septiembre.

Ocurre con Mercurio muy cerquita y siendo un eclipse de sol en Acuario (Urano regente) salen a la luz ideas creativas, pensamientos vanguardistas. Esto no quita que pueda haber cierta ansiedad mental y sobrecarga energética.

Desde lo físico puede haber una baja de energía vital, cansancio y necesidad de estar con otros para que me devuelvan una mirada. A veces los eclipses traen insomnio o una variedad de sueños en los que el inconsciente se expresa y manifiesta sus deseos. En esta etapa puede comenzar algo, como se trata de una luna nueva, damos la bienvenida a lo distinto y lo carnavalesco, ¿quién soy? Como decía Rimbaud, "yo es otro". Fuente: Clarín

Te puede interesar